ENTREVISTA A PABLO MERCHANTE


Pablo Merchante, 1982. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y Master Art: Idea and Productión_ Sevilla University.  Se dedica a la pintura a tiempo completo y en sus exposiciones puede verse un tratamiento del sentido de lo pictórico muy diverso, pues intenta alimentar sus ideas y sus cuadros con otros lenguajes para conseguir sensaciones mas plenas y abstractas.

"Es muy difícil saber qué quieres, puedes decidir qué cosas pintar y cómo pintarlas, pero el porqué es una cuestión más enigmática"


-Trabajas a caballo entre tu localidad natal, Bollullos par del Condado, y Sevilla. Además, aquí realizaste la carrera de Bellas Artes y el máster “Idea y producción”.  ¿Qué te aporta Sevilla?

Efectivamente, vivo y trabajo en mi pueblo pero mucha de la actividad que desarrollo es y ha sido en Sevilla. Lo cierto es que me siento con el corazón un poco dividido entre Huelva y Sevilla, pero eso es bonito. De alguna forma tienes dos familias. Es cierto que mi formación siempre ha estado muy centrada en la ciudad de Sevilla. Como muchas cosas que me han ocurrido, fue algo circunstancial.

Comienzo a estudiar en Sevilla por cercanía, sin entender muy bien si esto me sería algún día positivo, pues nunca he sabido tener esa elegante visión de futuro. Yo siempre me he dejado llevar por lo que parecía un poco más lógico. Mi educación y mi familia siempre me han llevado a este tipo de decisiones que parecen coherentes.

Pero da la gran coincidencia, que comienzo a estudiar en la ciudad de España y posiblemente de Europa con más raíz pictórica y sentido pictórico. Sevilla, sin quererlo ella ni saberlo yo, me ha ido dando las herramientas para entender y amar cada vez mas la pintura y entenderla de forma sencilla y cotidiana.
Así que, artísticamente, le debo muchísimo.



-Hace poco expusiste en la Galería Birimbao con Sema D’Acosta como comisario, ¿con qué te quedas de esa colectiva?

Siempre quedan cosas de proyectos como este. La expo tuvo un resultado muy fresco, se hizo una exposición de algunos de los que estamos trabajando la pintura en este momento, pintores que estamos luchando y creyendo en este lenguaje.

Birimbao, es la galería de la pintura en Sevilla, así que entiendo que era el foro idóneo. Miguel Romero (galerista), así como Sema D’Acosta, siempre están al tanto de lo que está ocurriendo y de  lo está emergiendo en los estudios.

Pienso que la relación de afinidad entre los creadores y otros entes culturales como los galeristas, comisarios, críticos … es algo inevitable, histórico y beneficioso para este mundo. A partir de esta expo he conocido mejor a algunos de mis compañerospero también he entablado una relación de amistad tanto con Sema como con Miguel, esto algunas veces es complicado pero cuando se habla el mismo idioma la cosa es fluida.



-Hemos escuchado en otras entrevistas y reportajes sobre tu obra que mencionas en varias ocasiones a Willem de Kooning, ¿qué te atrae de su obra?

Con de Kooning, así como con Basquiat y Goya, siempre he tenido una especie de sentido de afinidad sensible y plástica. Creo que hay una forma muy concreta de entender el mundo, un ímpetud y una inmediatez, una fragilidad formal, así como una pesadez interna que para mi es el reflejo de una forma de ser.

Las formas inconcretas, las situaciones abstractas, los límites figurativos, la insinuación como manera de expresarte, la incapacidad para hacer un final feliz. Todo esto es de Kooning, es Goya, es Basquiat, pero también en algún sentido Picasso. Y esta senda es la que me atrapa.

Puedes ser pintor, pero solo puedes ser el pintor que eres, no puedes ser otro tipo de pintor, y yo soy ese tipo de pintor.

"La relación de afinidad entre los creadores y otros entes culturales como los galeristas, comisarios, críticos… es algo inevitable, histórico y beneficioso para este mundo"


-¿Qué otros artistas son tus referentes?

Picasso en este momento es mi gran referente. Aunque no puedo negar a otros como José Guerrero o muchos de este siglo como Peter Doig,  Ángela de la cruz, Neo Rauch oHurvin Anderson.

También me gusta investigar en otras direcciones tangenciales que tocan mi interés desde el punto mas conceptual y sensible y menos formal, en este caso los trabajos de artistas actuales como Christian Lagata, Andy García, JanMonclús o Jesús Palomino entre otros muchos.

-¿Pueden verse reflejados en tu obra?

Me imagino que si.



-¿Cuáles son tus proyectos de futuro más o menos cercano?

En estos momentos tengo una expo en El Butrón (Sevilla), junto a Manuel M. Romero. Es una muestra donde se pueden ver dos finales pictóricos muy diferentes pero dos principios muy similares. Habla de la afinidad procesual y del interés intrínseco en el propio lenguaje, más allá de estéticas o estilos. La expo se llama “Desde.” y se puede visitar hasta finales de Marzo. Para mí tiene una peculiaridad y es que es la primera vez que expongo dibujos y creo que no será la última.

A finales de Febrero voy a participaren el proyecto de la Diputación de Huelva para ARCO. Se titula “Cinco veces dos” y voy dialogando sobre la problemática del lenguaje pictórico junto a Fuentesal y Arenillas. Participo con un cuadro que es una especie de retrato, pero que no deja de ser una excusa para desarrollar ejercicios plásticos como la transparencia, la densidad, el trampantojo o la superposición de planos.



-Encontramos elementos en común entre muchas de tus obras: el trato de la materia, el uso de la simbología, los planos de color, la inclusión de palabras, el gusto por la abstracción partiendo de la figuración...  ¿qué buscas con tus pinturas?

Ojalá lo supiera. O lo mismo, es que no quiero saberlo. Precisamente uno de los motores que me tienen inmerso en este lenguaje es la complejidad que conlleva explicarlo con otros discursos como la palabra. Es muy difícil saber qué quieres, puedes decidir que cosas pintar y como pintarlas, pero el porqué es una cuestión más enigmática.

Lo que quizás si pueda advertir es que existe preocupaciones espaciales y rítmicas, casi siempre cuestiones abstractas que son de las que me suelo guiar para desarrollar los cuadros.

"Si no me hubiera dedicado al arte, habría sido neurocirujano, sin duda"


-¿Existen más nexos de unión entre todas ellas?

Creo que la música.

-¿Qué obstáculos encuentras en tu vida cotidiana para emprender tu trabajo?

Lo cierto es que no soy una persona que perciba los obstáculos. Eso no quiere decir que no los tenga. Pero confío mucho en mi y en mi trabajo. Creo que estoy trazando un buen camino, cada vez mas claro y eso es lo que realmente me importa. Los obstáculos… esos llegan y se van. Soy consciente de mi realidad. De donde vivo, donde trabajo, de cuales son mis circunstancias económicas y familiares y entiendo que eso es parte de mi. Camino sin mirar mucho a los lados, solo lo justo.

No obstante creo tengo mucha suerte en muchas cosas, hay gente que cree en mi, que compra mi obra y que apuesta por lo que hago, en Sevilla pero también fuera de ella. Y eso es en lo que me apoyo. Y en mis padres, en mi mujer, en mis amigos y mis amigas. La gente de mi entorno muchas veces no entiende que quiero conseguir o para qué hago lo que hago, pero aún y así siguen apoyándome. Eso es muy importante para mi. Con eso puedo superar todos los obstáculos.



-¿Dónde encuentras tu inspiración?

Pues es algo que no me suelo plantear en sí mismo. Creo que el hecho de poder tener un método concreto para buscar es algo que puede provocar el efecto contrario y la parálisis creativa.
Normalmente lo que sí hago es una rutina de acciones o una serie de ejercicios que incluyo en mi dia a dia para estar atento a los estímulos o simplemente para enfocar mis intereses.

No suele ser nada extraño. Cosas como ver un documental que me guste hasta la saciedad, leer todas las mañanas literatura clásica, mirar mucha pintura, no ver actualidad, pasear con Robert (mi perro) o estar al tanto de lo que se hace en los espacios que me interesan. Desde estos puntos dispares suelen aparecer imágenes, reflexiones o dudas que al final se convierten en pintura.

"Tengo meridianamente claro que lo más importante, es que las familias no tengan necesidades económicas para poder disfrutar y pensar en el arte"


-¿A qué te hubieras dedicado de no haberse cruzado el arte en tu vida?

Hubiera sido neurocirujano, sin duda.

-¿Si tuvieras poder de decisión a nivel político en Andalucía y concretamente en el plano cultural, qué decisión tomarías?

Establecería un sistema de mecenazgo. Esto, como medida inmediata, y claro, lo digo por mi situación y la de TODXS los compañeros que nos dedicamos al arte contemporáneo y somos “emergentes” y no venimos de una familia de casta.

Me gusta pensar sobre estos temas de porqué ocurren ciertas cosas y como se podrían solucionar. Así que tengo meridianamente claro que lo más importante, es que las familias no tengan necesidades económicas para poder disfrutar y pensar en el arte.

Y también tengo claro que la educación es la base de un pueblo que se interesa por el arte. De tal manera instaurar un sistema educativo donde la creatividad, la inteligencia sensible y la reflexión no sean cuestionadas o minusvaloradas a favor de las materias más pragmáticas.

Pero también tengo claro que todos estos supuestos van en contra de lo que esencialmente significa la política capitalista, así que todo seguirá siendo un entramado muy difícil de solucionar.

-Muchas gracias, Pablo. Un placer.

¡Igualmente!