ENTREVISTA A GONZALO RODRÍGUEZ GÓMEZ

Gonzalo Rodríguez Gómez, 1984. Córdoba. Ingresa en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, licenciándose en 2007 en la especialidad de pintura. Obtiene al año siguiente el Certificado de Aptitud Pedagógica y continúa su formación en la Winchester School of Art, en Reino Unido, aprendiendo técnicas de grabado y participando en las critics groups de la escuela de Southampton. En 2015 finaliza los estudios de Máster en Arte, Idea y Producción en la Universidad de Sevilla. Ha obtenido diversos premios y becas que le han permitido realizar estancias de estudio y producción artística. Desde comienzos de este año forma parte de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), dirigida por Tomás Paredes.




"Siempre me ha gustado mucho la literatura, y creo que la imagen puede articular también relatos a través de la pintura"



Eres cordobés y resides en Sevilla, donde estudiaste. ¿Cómo llegas a dedicarte al arte?

Nací en Córdoba pero mis padres y mis hermanos ya vivían entonces en Sevilla, en el barrio de Parque Alcosa. Mis primeros estudios vinculados al arte fueron durante la etapa de bachillerato, en la escuela de artes aplicadas del Pabellón de Chile. Tuve la suerte de poder ingresar en Bellas Artes sin tener que trasladarme a otra ciudad. La Universidad de Sevilla no solo contaba con la licenciatura en artes plásticas, sino que además destacaba como una de las escuelas más técnicas y académicas. Hace unos diez años me trasladé a Córdoba, al pueblo de mis abuelos, que es donde he estado pintando hasta ahora.

Eres Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, ¿crees que los clientes miran la preparación académica a la hora realizar un encargo?

Supongo que sirve como referencia, especialmente por lo que tenga en común con la línea estilística de la Facultad, pero imagino que atenderán por encima de todo a la obra y al proyecto artístico del artista.



TARDE DE NOVIEMBRE EN LA PUERTA DE JEREZ 
2013 - ÓLEO SOBRE TELA - 100X100


¿Es necesaria esa base para dedicarse al arte?

No creo que sea imprescindible pero sí el contacto con otros artistas, de igual forma que me parece importantísimo el aislamiento. En mi caso esta etapa de recogimiento está sirviendo para filtrar lo aprendido durante la carrera, así como para ensayar lo practicado en estancias de investigación.



"Una formación más amplia no tiene porqué dar más potestad a un artista frente a otros que no hayan tenido esa suerte"


Has sido becado por muchas instituciones, ¿es necesario estarlo para poder emprender un proyecto con garantías?

Para serles sincero, no creo que esté inmerso en nada que me garantice buenos resultados. Estas becas resultan muy útiles para descubrir el trabajo de otros compañero/as, también para conocer a personas relacionadas con la gestión cultural, pero sobre todo para reflexionar sobre el estado del proyecto personal y artístico.

¿Qué próximos proyectos tienes en mente?

A corto plazo, dentro de unos días me desplazo a Daugavpils, la ciudad natal de Mark Rothko. Se va a desarrollar un simposio en el Centro de Arte dedicado a la figura del pintor, donde he sido invitado, y posteriormente se realizará una exposición colectiva. También dentro de unos meses me trasladaré a París gracias a una beca de investigación, aunque también espero tener tiempo para poder iniciar alguna nueva serie. Con vistas a largo plazo, me gustaría poder incluir en mis cuadros la figura humana poco a poco. Algunas lecturas recientes me están animando a tomar ese camino y creo que podría contar algo más en esa dirección.


EL CAMINO 
2016 - ÓLEO SOBRE TELA - 97X130

¿Qué mensaje quieres transmitir con tu obra?

Hasta ahora me he ocupado de mi entorno más cercano, de los lugares más familiares y también de los objetos cotidianos que encuentro en la casa de mis abuelos. Creo que esto forma parte de un proceso meramente formativo. Me estoy familiarizando con los elementos técnicos de la pintura y quizá por esto mismo siento que debo desplazarme hacia otros espacios más narrativos, donde pueda construir una historia sin dejar de ser sincero conmigo mismo. Siempre me ha gustado mucho la literatura, y creo que la imagen puede articular también relatos a través de la pintura.



"Trabajo rodeado de muchas fotografías y también de muchos libros y catálogos que reviso con frecuencia"


¿Cómo es tu proceso de creación?

En ciertos momentos es un proceso previsible porque suelo trabajar más o menos de la misma forma. Solo en contadas ocasiones me despreocupo de los errores y los acepto como medios de construcción. El paso del tiempo y la sucesión de pinceladas pueden hacerme variar la percepción que tenía en un principio, y lo que antes me resultaba molesto puede llegar a ser imprescindible en el cuadro. Trabajo rodeado de muchas fotografías, y también de muchos libros y catálogos que reviso con frecuencia.

¿Existe intrusismo laboral en el arte o todos los que crean arte están al mismo nivel independientemente de su obra, formación, intención...? ¿A quién consideras compañero y a quien no?

Si existe intrusismo laboral en el arte es porque lo permiten el mercado, los gestores y las instituciones que promocionan la cultura. A mí particularmente no me parece algo negativo porque me agrada que el arte no sea excluyente y porque lo que diferencia a unos y a otros es el valor de su trabajo. Una formación más amplia no tiene porqué dar más potestad a un artista frente a otros que no hayan tenido esa suerte. Solo espero que los demás me consideren un compañero más.



JARDINES BAJOS DE LA FUNDACIÓN RODRÍGUEZ-ACOSTA
2014 - ÓLEO SOBRE TELA - 70 CM



Tus obras están por museos, galerías y fundaciones de muchos países. ¿Es este un sueño cumplido o una más de las consecuencias de ser artista?

La verdad es que nunca había imaginado que alguna de mis obras pudiera formar parte de alguna colección, mucho menos de museos o fundaciones de cierta consideración. Sin duda es un aliciente más, pero también tengo que decir que en la mayoría de los casos no he tenido ocasión de conocer las colecciones por tratarse de centros que se encuentran en el extranjero o por su naturaleza de carácter privado. A veces resulta mucho más gratificante saber que una obra tuya está en manos de alguien que de verdad la aprecia, y a la que se le dedica un mantenimiento y una atención especial.


"Confío más en aquellos artistas cuya obra les representa sin intermediarios"


¿Algún sueño por cumplir?

Más de uno sin duda. Conocer otros modelos de escuelas de arte: como el Boston College, la escuela de Rhode Island, el Pratt Institute o la Universidad de Tokio. También recorrer Sudamérica con lo necesario y algunos cuadernos de apuntes.

Trabajas con la Galería Flecha de Madrid, ¿es necesario estar representado por una galería?

Mi representación con Flecha es puntual aunque sí es verdad que genera mucha visibilidad. Las galerías pueden hacer más llevadera la carrera de un artista pero también la pueden dinamitar. Yo confío más en aquellos artistas cuya obra les representa sin intermediarios, aunque tengo que decir que mi experiencia con las galerías es escasa y, por otro lado, generan una clientela que sería muy difícil de gestionar por cuenta propia.




CAMPOS VERTEADOS 
2015 - ÓLEO SOBRE TELA - 97X130


¿Qué manías tienes en el estudio?

Suelo hacer pequeños cambios cada vez que termino una obra. No estoy seguro de si es una manía o una necesidad porque el fin es aprovechar cada centímetro del estudio. Por otro lado, suelo escuchar música o la radio. A veces suelo comenzar una pintura acompañado de algún disco de fondo, dejándolo de principio a fin y en bucle hasta que termino el cuadro. Recuerdo por eso la música que escuchaba en algunos casos, el “Kind of Blue” de Miles Davis, “Alta Suciedad” de Calamaro, “Thank you” de Handbook o “Antics”, de Interpol.



"Sevilla necesita un centro dedicado al arte que esté insertado en un complejo donde también haya otras alternativas de ocio" 


¿En qué momento se encuentra el arte contemporáneo en Sevilla respecto a otras ciudades?

Quiero pensar que goza de buena salud porque hay muchos artistas y cada vez más transversales. Pueden ser realmente buenos en cuanto a la técnica, pero también estudian las propuestas internacionales y lo que se hace en otras ciudades, por lo que no me extrañaría que la multidisciplinariedad sea la tónica en futuros años. La especialización en la pintura, la escultura o el vídeo no tienen porqué dejar de lado la hibridación con otros lenguajes, y esto ya es evidente en el trabajo de muchos jóvenes artistas.

¿Qué medidas tomarías para seguir aumentando la cultura artística en Sevilla?

Pondría los ojos en proyectos consolidados en otras ciudades, como el del Azkuna Zentroa, en Bilbao; o el Matadero y Conde Duque en Madrid. No solo es necesario un centro dedicado al arte y a todo tipo de público, sino que además hay que insertarlo en un complejo donde también haya otras alternativas de ocio, como salas de cine, bibliotecas públicas o gimnasios. Sería muy positivo que la ciudadanía se reuniera en un mismo lugar y con tantas ofertas culturales. Quizás hubiera sido interesante incluir en Torre Sevilla un centro como el CICUS, conectándolo al CaixaForum y al CAAC. Ojalá se cristalicen proyectos como el del Centro Magallanes.

Muchas gracias, Gonzalo.

Gracias a vosotros.